a Fuente de la Laguna Cagada debe su nombre al de la laguna vecina en la cual vierte su agua. Es una fuente pequeña, poco profunda y delimitada por un lado por una pared rocosa de cuyo lecho mana el agua y por el otro por una linea de piedras irregulares. El conjunto forma una poza en la cual es retenida el agua del manantial. Su agua, de buena calidad, era empleada para boca, principalmente por gente de paso o de fincas vecinas, dado que la poca cantidad de agua que daba no la hacía ser muy visitada. También se utilizó para abrebar ganados y caballerías, para los que había piletas de granito hechas a mano.

n la fotografía podeis ver el aspecto de la fuente tras retirar la maleza que la cubría y que no permitía verla. Una vez limpio pude cercionarme de la existencia de los pequeños abrebaderos de granito. Como la mayoría de los manantiales de esta envergadura y en esta zona (la zona alta del término municipal), durante el verano se secaba, cosa que sigue ocurriendo.