o hay muchas cosas que contar acerca de la Fuente de Pedro, salvo que sus aguas fueron pocas y reducidas a la estación húmeda, dado que durante el verano, por lo general, quedaba seca. Se cuenta que sus aguas únicamente se utilizaron para abrebar ganado y caballerías. Por brocal cuatro piedras, más que suficientes para albergar el poca agua y darle forma de poza a la fuente. Se encuentra a la salida del pueblo en la calleja de su nombre y tras la remodelación de la misma y la pared del huerto vecino su presencia ha quedado reducida a prácticamente a un conjunto de hierbas que verdean junto al brocal en verano y un hilo de agua que sale de ella en invierno y corre calleja abajo.

na vez más tenemos que contar una historia negra sobre los pozos del pueblo y es la muerte de tío Pitonto, que según cuentan falleció ahogado en esta fuente el segundo día de feria.